Sobre el sistema educativo


El sistema educativo parece el malo de la película de la educación, al menos en España. Muchos esperan como agua de mayo una reforma altamente consensuada. Yo no. Pero tengo otra propuesta entre manos.

LA REFORMA EDUCATIVA POR VENIR

¿Por qué no espero una reforma consensuada? Porque si esa reforma no tiene la orientación correcta, y me temo que no la tendrá, pero está muy consensuada, nadie tendrá voluntad de cambiarla por un reforma menos consensuada y tendremos un sistema malo (seguramente mejor que el actual, pero no bueno) y encima duradero. La peor opción.

Además, una cosa es que se nos tenga en cuenta a los que trabajamos dentro de las clases y otra que se deje de tener en cuenta a los que opinan desde la teoría y el interés político.

En cualquier caso, es posible (y deseable) que me equivoque, pero como es poco lo que puedo hacer desde mi situación, voy al menos a dedicar un rato a explicar porqué creo que el sistema educativo español no es tan malo, qué es lo que creo que falla y cómo se podría arreglar, o soslayar si la reforma futura no arregla lo que debería.

La propuesta que planteo en esta entrada es (obviamente desde mi punto de vista) sensata, factible y escalable. Desde aquí pongo mis capacidades a disposición de cualquier centro educativo que se anime a intentarlo.

EL SISTEMA EDUCATIVO ESPAÑOL

Empezaré diciendo que yo creo que el sistema educativo se creó para un fin: alfabetizar a la población española, y que desde esa perspectiva es una caso rotundo de éxito. Dicho de otro modo, se creó para que toda la población adquiriera unos conocimientos y procedimientos mínimos: leer, escribir, saber hacer operaciones matemáticas básicas y ciertos conocimientos de ciencias naturales y sociales.

Los índices actuales de alfabetización en la población adulta española se encuentran en el 98,8%, y eso sin duda es un éxito (aunque aún quede trabajo por hacer), teniendo en cuenta que cuando se creó el primer sistema educativo español, la ley Moyano (1857), ese valor era inferior al 30%, muy por debajo de países como Francia o el Reino Unido en la misma época, que tenían tasas de alfabetización por encima del 60%.

Literacy — Our World in Data

La llegada de la imprenta y la revolución industrial contribuyeron también a este avance, facilitando el acceso de toda la población a libros de texto y a centros educativos gracias a los avances en el transporte.

En algún momento de este proceso ocurrió, como es lógico, que aspirar a que toda la población adquiriera unos mínimos empezó a parecer un objetivo poco ambicioso. Se podía aspirar a máximos y ahí, desde mi punto de vista, empezó el problema.

9595823065_385f0eeaa6

Pasamos de libros de texto como los que utilizó mi madre, la Enciclopedia Álvarez, a llenar las mochilas de los niños con un libro por materia y, recientemente, uno por cada trimestre de cada materia (y no siempre con la intención de reducir peso).

EL GRAN ERROR EDUCATIVO

Entiendo que el propósito es loable: si el sistema ha funcionado para impartir unos mínimos a toda la población escolar, por qué no ir más allá y extenderlo a unos máximos. Este razonamiento se da en las escuelas actuales y se escucha en reuniones de docentes: los alumnos pueden, porque algunos lo consiguen, ergo todos pueden.

Y así, se produce la enorme perversión de nuestro sistema educativo. Este enfoque, que es en el que de un modo u otro estamos inmersos, no tiene en cuenta que:

  • Aunque los mínimos son comunes, los máximos deben ser individuales. Pero en un sistema de mismos máximos para todos no existe esa posibilidad.
  • Al tirar del sistema hacia los máximos dejamos a los alumnos con más dificultades atrás y no garantizamos la adquisición de los mínimos por toda la población escolar, o al menos no al ritmo adecuado, cuando precisamente el sistema se creó para ese fin. Es como una sábana demasiado corta.
  • Así como los mínimos deben ser garantizados, los máximos deben ser estimulados, nunca impuestos. Si los imponemos destruimos la curiosidad, la capacidad de asombro, la voluntad de aprender, el goce de descubrir, el atrevimiento de errar.
  • Los mecanismos para atender a los alumnos rezagados son altamente ineficientes porque quedan fuera del sistema normal (si un alumno no ha sido capaz de aprobar un trimestre estando en clase, ¿cómo se lo va a preparar él solo y aprobarlo en una única prueba?).

Existen tres situaciones de los centros ante esta situación (todas con inconvenientes desde mi punto de vista):

  1. Los centros que están esperando a que la situación se asiente para adoptar las prácticas metodológica que hayan incorporado la mayoría. Se trata de centros que no han sentido la acuciante necesidad de llenar sus clases o que son conscientes de su propia incapacidad para cambiar. Aún así, empieza a aparece una suerte de consenso respecto a que el aprendizaje cooperativo es un sí o sí (a pesar de las, a mi modo de ver, evidentes limitaciones del mismo y su incompatibilidad con otras opciones) y quedan pocos centros en España que no lo hayan incorporado o no estén en proceso de incorporarlo ahora mismo.
  2. Los centros que están incorporando metodologías y métodos para reforzar el sistema fallido pero sin reestructurarlo ni replantearlo. En esto están la mayoría de los centros, incorporando sin quitar nada o casi nada porque no tienen la visión suficiente, el criterio suficientemente claro, como para arriesgarse a un cambio demasiado radical. Se trata de centros que se encuentran inmersos en una carrera por las plazas con los centros de la zona que se traduce en una acumulación de reconocimientos, metodologías y proyectos sin un enfoque educativo claro.
  3. Los centros que se han tirado a la piscina de la reforma total. Ésta es la apuesta más valiente y arriesgada, pero me temo que algunos han ignorado la necesidad de garantizar la adquisición de los mínimos por parte de toda su población escolar. Es una opción que han adoptado centros que no tenían nada que perder porque se encontraban en situación de crisis y son los centros que están sirviendo de referencia a los de la situación anterior.

MI PROPUESTA DE SOLUCIÓN

Yo propongo un enfoque alternativo, que llamaré enfoque mín-máx y que pretende ser una suerte de organización educativa transitoria. Transitoria porque claramente estamos en una situación de cambio y aún no sabemos en qué se va a concretar, y también porque pretende ser independiente de las reformas educativas que estén por venir, es una especie de balsa para pasar ese tránsito.

El enfoque mín-máx consiste en mantener el sistema tradicional, que ha demostrado su utilidad para garantizar la adquisición de los mínimos, con muy pequeños cambios (menos lecciones magistrales, más cooperativo, más TIC, pero poco más. Incluso los exámenes escritos de siempre son una herramienta decente para esto), en un porcentaje de la jornada escolar. Este porcentaje puede ir decreciendo conforme la implantación del enfoque mín-máx (sí sé que tengo que encontrar un nombre mejor) vaya avanzando, por lo que es muy fácil empezar sin necesidad de grandes apuestas, hasta llegar a un 40-60 o incluso un 30-70.

El resto de la jornada escolar (con un planteamiento más complejo según van avanzando las etapas escolares) se organizaría buscando estimular los máximos. Una parte consistiría en seminarios voluntarios de una o dos semanas de duración, con un enfoque práctico y cooperativo, con los que ganar un número de créditos necesarios y aprender más allá del currículo mínimo. Estos seminarios los empezarían impartiendo los propios docentes del centro, pero un poco más adelante se podría (se debería) invitar a profesionales expertos en las áreas de los seminarios, diversificando los temas que el alumno puede explorar y acercando la escuela al mundo real. Para facilitar la organización habría que limitar el número de seminarios que se impartirían simultáneamente y el número de plazas en los mismos.

En paralelo, los alumnos trabajarían en proyectos personales multidisciplinares con los que obtener los créditos restantes. Estos proyectos deben aprobarse previamente por su tutor. Una plataforma informática permitiría dar a conocer las iniciativas y recabar apoyos para colaborar en los proyectos de otros estudiantes, negociando entre ellos la aportación de créditos de cada uno. De ese modo, el alumno que destaque en un área pueda apoyar con sus aportaciones el proyecto de otro alumno cuyas áreas fuertes son distintas, mucho más acorde a la colaboración en el mundo real que la propuesta típica del aprendizaje cooperativo, y al tiempo llevar adelante su propio proyecto, él solo o con la colaboración de otros.

Esa misma plataforma serviría de escaparate / portfolio de los proyectos de cada alumno.

El horario de la parte mín sería fijo (por ejemplo desde la entrada hasta el recreo) y sería necesario reducir los temarios a los mínimos estrictos fijados por la ley. Los alumnos que tuvieran verdaderas dificultades para adquirir los mínimos en las horas destinadas a ello (por ejemplo inmigrantes que no dominan el idioma o alumnos con necesidades educativas especiales) podrían ser atendidos con mucha mayor eficacia en el resto de horas, mientras sus compañeros se dedican a los máximos de manera personal. Obviamente, una vez superadas sus dificultades con los mínimos se dedicarían a sus propios máximos (aunque yo propongo que todo alumno tenga un porcentaje del tiempo dedicado a los máximos con independencia de las dificultades que tenga con los mínimos).

Como ya he dicho, la labor del profesor / tutor consistiría en:

  1. Impartir y evaluar los mínimos comunes.
  2. Orientar y estimular al alumno individualmente en la búsqueda de los máximos (seminarios, proyectos propios y colaboraciones en otros proyectos).
  3. Ayudar a los equipos en la elaboración de los proyectos.
  4. Proponer e impartir seminarios especializados dentro de sus áreas.
  5. Coordinar las relaciones y actuaciones con la familia del alumno y la aplicación de las políticas educativas del centro.

CONCLUSIONES

Como puede verse, esta propuesta, al contrario que la mayoría de propuestas actuales:

  • Garantiza la adquisición de los mínimos por toda la población escolar.
  • Posibilita la atención eficaz a los alumnos con dificultades educativas.
  • Estimula el trabajo y la responsabilidad individual.
  • Respeta los gustos e intereses de los alumnos.
  • Se adapta con facilidad al ritmo de cada alumno.
  • Fomenta la búsqueda de los máximos personales.
  • No requiere formación específica.
  • Permite la auto-organización del aprendizaje.
  • Diversifica las áreas que tienen representación en la escuela.
  • Fomenta la cooperación entre alumnos desde las fortalezas de cada alumno.
  • Sitúa al alumno en el centro de su propio aprendizaje.
  • Cumple con los requisitos legales en cuanto a los mínimos legales.
  • Establece criterios muy claros para la promoción de curso.
  • Es fácil de explicar a todos los sectores interesados.
  • Ayuda a desarrollar las competencias (todas) en entornos de trabajo reales.
  • Incorpora la presencia de actores del mundo real en las clases.
  • Facilita enfoques de emprendimiento social.
  • Establece una organización escolar más parecida a la del mundo profesional.
  • Revaloriza la figura del profesor / tutor como experto en sus áreas y en el acompañamiento de estudiantes.
  • Es susceptible de probarse en proyectos piloto.
  • Es fácilmente escalable.
  • Pone en valor el uso de la nuevas tecnologías.
  • Es compatible con la mayoría de metodologías (especialmente dentro de los seminarios).
  • Es fácil de integrar en la organización escolar y en las infraestructuras actuales.
  • Se enriquece con los entornos (espacios y horarios) más flexibles, pero se adapta bien en entornos más tradicionales.
  • Hace visible desde fuera el trabajo que se hace dentro del centro.
  • Es compatible, por no decir garante, de los valores de la mayoría de instituciones educativas.
Anuncios
Publicado en Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

En Twitter
Entradas recientes
Archivos
Categorías
Estadísticas del blog
  • 3,761 visitas
A %d blogueros les gusta esto: